En Chile, en Rusia y en el mundo…

...hay cosas que no cambian.