Dos claveles en el agua no se pueden marchitar...

... Ni dos amigos que se quieren se pueden olvidar.